Michel Sauval - Psicoanalista Jacques Lacan, Seminario "La angustia", Lectura y comentarios de Michel Sauval

Notas y comentarios
Sesión del 14 de noviembre de 1962

Algunas asociaciones

Pera de angustia

Asociación de la forma del grafo del deseo con la "pera de angustia".

"Angoisse" (angustia) era también el nombre de una región de Francia (en Dordogne, ver aquí, aquí y aquí) donde se producían unas peras duras y ásperas que, crudas, tenían un gusto feo, pero que eran apreciadas para cocinar, o para hacer sidra. La expresión "avaler des poires d'angoisse" ("tragar peras de angustia") se registra desde 1245, en la región de Albi, y su uso se extendió a partir de la mitad del siglo XV para significar el soportar muchos displaceres, padecimientos.

Posteriormente, "pera de angustia" fue la denominación de un adminículo de metal en forma de pera que era utilizado como elemento de tortura: se insertaba en la boca, y luego, haciendo girar un tornillo la pera se iba expandiendo.

Ver más en:
http://www.mon-expression.info/index.php/avaler-des-poires-d-angoisse
http://monsu.desiderio.free.fr/jardin/poire.html
http://www.france-pittoresque.com/anecdotes/58b.htm
http://www.linguapop.com/categorie-765429.html

El primer capítulo del clásico "Juvenilia" (de Miguel Cané) refiere a la "pera de angustia" en el siguiente párrafo: "Algunas noches de invierno, la desesperación nos volvía feroces, y el ilustre cerbero amanecía no sólo maniatado, sino un tanto rojiza la faz, a causa de la dificultad para respirar a través de un aparato, rigurosamente aplicado sobre su boca, y cuya construcción, bajo el nombre de "Pera de angustia", nos había enseñado Alejandro Dumas en sus "Veinte años después", al narrar la evasión del duque de Beaufort del castillo de Vincennes"

Accesoriamente, se ha usado la expresión "Pera de angustia", aún en castellano, para diferentes fines, por ejemplo, como título de una de las principales obras del poeta Alfredo Gangotena Fernandez Salvador (ver en http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo3/g2.htm )

Haces embriológicos y capas del córtex

Asociación del cross-cap con las "formas de repliegue de los haces embriológicos así como de las capas del córtex"

Lo primero que cabe señalar es que en la estenotipia, el cross-cap no figura explícitamente. Y de haber hecho falta una aclaración al respecto, no parece haberle faltado ocasión al propio Lacan ya que, en la estenotipia, esa misma frase tiene, sí, un agregado de su propia mano: el "Por otra parte" que inicia la frase.
La referencia al cross-cap es muy clara, y la asociación con las envolturas embrionarias reaparece en la sesión del 23 de enero de 1963: "verán ustedes hasta qué punto es patente la analogía entre lo que es separado de estas envolturas con el corte del embrión, y la separación, en el cross-cap, de cierto a enigmático en el que he insistido" (página 135 de la edición Paidos) (ver
notas y comentarios).
Pero la explicitación por la vía de su agregado al texto, en esta primera sesión del seminario, corre por cuenta del estilo "aclaratorio" de Miller.

Las asociaciones con el córtex, en otros seminarios (sesiones 24/2/54, 24/3/54 y 25/5/66), y en este mismo seminario (sesión del 23/1/63) han sido en relación al esquema óptico, asociando el córtex al ojo en el esquema óptico (o mas en general, al punto donde se constituye finalmente la imagen para el sujeto). Análogamente, en los Escritos, tenemos una referencia al córtex en el artículo sobre "El estadio del espejo..." como el espejo intra-orgánico.

En cuanto a los "haces embriológicos", podríamos repensar la traducción, ya que los "feuillets embryologiques" a los que se refiere el texto en francés son capas o cubiertas embriológicas, tales como las "hojas blastodérmicas" (ectoblasto, mesoblasto y endoblasto). Lo que le importa a Lacan es que son "capas" (es decir, pueden pensarse como superficies) que dan cuenta de la constitución del viviente. Por lo tanto, convendría traducir la expresión como "hojas embriológicas", que es la que aparece en los cursos y manuales de biología. La traducción que propone Rodríguez Ponte por "hojuelas embriológicas" busca sumar a estas referencias a las hojas la literalidad del diminutivo francés, pero me parece que esa literalidad, en este caso, no aporta nada, y que conviene hacer la traducción utilizando los términos técnicos que se usen, en castellano, en biología.

En la sesión del 23 de mayo de 1962 (seminario sobre la identificación), Lacan asocia los pliegues de la superficie de una esfera cortada, con la embriología ("esta esfera que se multiplica, se deprime, se invagina, se traga a si misma, singularmente al menos hasta el nivel del batracio, el blatósforo, a saber ese algo que no es un agujero en la esfera, sino un trozo de la esfera que entró dentro de otro")

Y en la última sesión de ese mismo seminario (la del 13 de junio de 1962), plantea que los pliegues del cross-cap sugieren "las figuras que se encuentran en cada página de los libros de embriología (...) la formación del canal cordal que se produce a nivel de ese nudo de Hensen, con una manera de propagarse lateralmente, da la idea de que se produce ahí un proceso de entrecruzamiento, cuyo aspecto morfológico no puede dejar de recordar la estructura del plano proyectivo")

Plexo solar

Asociación del grafo del deseo con el plexo solar
El plexo solar (también llamado plexo celíaco), es una red nerviosa perteneciente al sistema simpático que cubre la columna, la aorta, el estómago, el hígado, el diafragma y el páncreas. Es el origen de casi todos los plexos intestinales.
La siguiente imagen ha sido tomada del atlas de anatomía del cuerpo humano de Henry Gray (
http://www.bartleby.com/107/220.html )

En "El teatro y su doble" (Instituto del libro. La Habana,1969, Pág. 167 y 175), Antonin Artaud dice: “El punto de la cólera, del ataque, del mordisco es el centro del plexo solar. Allí se apoya la cabeza para lanzar mortalmente su veneno. El punto del heroísmo y lo sublime es también el de la culpa. Allí donde nos golpeamos el pecho”

No he encontrado otras referencias al "plexo solar" en los Seminarios o en los Escritos, de Lacan.

Vover al índice de notas y comentarios de la sesión del 14 de noviembre 1962