Michel Sauval - Psicoanalista Jacques Lacan, Seminario "La angustia", Lectura y comentarios de Michel Sauval

Notas y comentarios
Sesión del 5 de diciembre de 1962

Lo siniestro (Unheimlich)

La referencia a lo siniestro, anticipada al final de la sesión anterior (ver notas y comentarios) es retomada aquí luego de repasar las referencias al esquema óptico (ver notas y comentarios) y las relaciones entre la angustia y la castración (ver notas y comentarios): "La angustia, les dije, está ligada a todo lo que puede surgir en el lugar (-j). Nos lo asegura un fenómeno (...) el de lo Unheimlichkeit" (1)

Ver las notas de lectura de "Lo ominoso" de Freud.

Lo que Freud introduce en su estudio de los diccionarios es que "lo que es Unheim, es lo que se encuentra en el punto del Heim". En consecuencia, "a este lugar designado la última vez como el menos-phi, lo llamaremos por su nombre - es esto lo que se llama el Heim. Digamos, si esta palabra tiene algún sentido en la experiencia humana, que ahí está la casa del hombre" (2).
"El hombre encuentra su casa en un punto situado en el Otro, mas allá de la imagen de la que estamos hechos. Este lugar representa la ausencia en la que nos encontramos" (
3).

Si esta ausencia se revela "como presencia en otra parte que constituye a este lugar como ausencia", puede ocurrir que se apodere de la imagen que la soporta, es decir, que la imagen especular se convierta en la imagen del doble. Para Lacan, en el cuento de Hoffman, "El hombre de la arena" (disponible aquí), Olimpia "es propiamente esta imagen, i'(a), en la operación de completarla con aquello que, en la forma misma del cuento, se distingue de ella, a saber, el ojo. El ojo del que se trata no puede ser sino el del héroe" (subrayado mio) (4)
Cabe señalar, en este párrafo, que la traducción "se distingue de ella" subraya un sentido de esa "distinción" que no es evidente en francés: "c'est proprement cette image, i'(a), dans l'opération de la compléter par ce qui est, dans la forme même du conte, absolument distingué, a savoir l'oeil. L'oeil dont il s'agit ne peut être que celui du héros".

"En este punto Heim no se manifiesta simplemente lo que ustedes saben desde siempre, que el deseo se revela como deseo del Otro, aquí deseo en el Otro, sino también que mi deseo, diría yo, entra en el antro donde es esperado desde toda la eternidad bajo la forma del objeto que soy en tanto que él me exilia de mi subjetividad, resolviendo por sí mismo todos los significantes a los que ésta me vincula" (5).

En la realidad, estas vivencias son muy fugitivas. Pero los ejemplos de ficción, como la novela de Hoffman, "Los elixires del diablo" (disponible aquí), donde despliegan todas las formas posibles del mecanismo del doble, nos muestran que "el sujeto solo accede a su deseo sustituyéndose a uno de sus propios dobles" (6)

Este efecto mayor de la ficción nos permite ver la función de fantasma, "$ deseo de a, puede traducirse desde esta perspectiva - que el Otro se desvanezca, se quede pasmado, ante ese objeto que soy, con la salvedad de que yo me veo" (7).

Ver notas y comentarios sobre el fantasma en el perverso y el neurótico

Notas

(1) Jacques Lacan, El Seminario, Libro X, La angustia, Editorial Paidos, páginas 57

(2) Idem

(3) Idem, página 58

(4) Idem.

(5) Idem

(6) Idem , página 59

(7) Idem

Vover al índice de notas y comentarios de la sesión del 5 de diciembre 1962