Michel Sauval - Psicoanalista Jacques Lacan, Seminario "La angustia", Lectura y comentarios de Michel Sauval

Notas y comentarios
Sesión del 6 de marzo de 1963

Caducidad y estatuto real de los objetos

Lacan completa esta sesión del 6 de marzo buscando en referencias biológicas algunos apoyos al estatuto real de ciertos objetos, aquellos que son separables anatómicamente.

En primer lugar, la placenta y el pecho, en tanto "elementos que podemos calificar de amboceptores" (1). En efecto, "¿de qué lado está el seno? ¿del lado del que chupa, o del lado del que es chupado?". A la hora de precisar la relación con el seno, tanto del "sujeto materno" como del "lactante", "el corte no pasa en los dos casos por el mismo lugar. Hay dos cortes tan distantes que dejan desechos diferentes" (2)

Esta situación se ilustra mucho más claramente en el caso de la placenta, ya que para el niño, "el corte del cordón deja separadas las envolturas, que son homogéneas a él, continuas respecto a su ectodermo y su endodermo", en tanto que para la madre, "el corte se sitúa en el niveo de la caída de la placenta", cuya caducidad ilustra el estatuto del objeto a. "La caída, la niederfallen, es típica de la aproximación a un a que, sin embargo, le es más esencial al sujeto que cualquier otra parte de sí mismo" (3)

En segundo lugar, Lacan introduce (4) una nueva referencia: la detumescencia del pene. A diferencia de otros animales donde "el instrumento copulatorio es un aguijón, una garra, o un objeto para enganchar" (que muchas veces se pierde en la operación), en el caso del hombre, el goce del orgamo coindice "con la puesta fuera de combate, fuera de juego, del instrumento, por la detumescencia" (5).

No por casualidad, una de las primeras referencias a la angustia, en Freud, está asociada al coitus interruptus, ubicándola "allí donde el clímax orgásmico queda separado de la puesta en ejercicio del instrumento. El sujeto puede llegar a la eyaculación, pero es una eyaculación afuera, y la angustia es provocada por la puesta fuera de juego del instrumento en el goce. La subjetividad se focaliza en la caída del falo" (6)

El punto es que esa caída existe también en el orgasmo que se realiza normalmente: "la detumescencia en la copulación merece nuestra atención porque pone de relieve una de las dimensiones de la castración" (7). La función de la castración está intimamente ligada "a los rasgos del objeto caduco. La caducidad la caracteriza esencialmente" (8). Precisar esta caducidad del objeto permitirá, por un lado, comprender en qué sentido "el objeto parcial es una invención del neurótico" (9), y por el otro, comenzar a preguntarnos "qué relaciones tiene la angustia con eros" (10).

Esto es lo que será desarrollado con más precisión en la sesión siguiente del 13 de marzo (ver notas y comentarios)

También retomará la función de la detumescencia en la sesión del 15 de mayo (ver notas y comentarios)
En seminarios posteriores, la encontraremos

Notas

(1) Jacques Lacan, El Seminario, Libro X, La angustia, Editorial Paidos, página 181

(2) Idem

(3) Idem

(4) Primera referencia en sus seminarios

(5) Jacques Lacan, op. cit., página 182

(6) Idem

(7) Idem

(8) Idem, página 183

(9) Idem

(10) Idem

Vover al índice de notas y comentarios de la sesión del 6 de marzo de 1963