Michel Sauval - Psicoanalista Jacques Lacan, Seminario "La angustia", Lectura y comentarios de Michel Sauval

Notas y comentarios
Sesión del 14 de noviembre de 1962

La espera

La referencia a Sartre y Heidegger (ver notas y comentarios) conformará un ternario con una referencia de Lacan a sí mismo, en "lo que llamaré la espera" (1).
Esta "espera" abarca variadas referencias. En primer término, la espera de su auditorio. Pero también la espera del propio Lacan de un trabajo que le había pedido a un discípulo, y que recién le llegó la noche anterior (
2). A esas dimensiones de la espera responden correlativas dimensiones de "expectativa": la propia de Lacan por dicho trabajo y la de su auditorio por lo que tiene para decir, y la pregunta siguiente: "¿Es este movimiento en sí mismo como para suscitar angustia?" (3)
Aunque la respuesta es negativa, esta asociación de la "espera" y la "expectativa" con la angustia no deja de convocar las relaciones freudianas entre angustia y "expectativa". De hecho, Lacan mismo señala que ha planteado esa asociación "para indicarles de qué modo pienso comprometerlos en lo que es mi pregunta desde el comienzo - ¿a qué distancia poner la angustia para hablarles de ella, sin meterla enseguida en el armario, sin dejarla tampoco en un estado vago?" (
4)

La función de la espera en relación a la angustia es una referencia freudiana que ya ha sido resaltada por Lacan, ya que la misma da cuenta del vínculo absolutamente necesario de la señal de angustia con el objeto del deseo. Esto es lo que, justamente, marca la diferencia entre la hiflosigkeit, el desamparo - donde el sujeto está pura y simplemente trastornado, "desbordado por una situación que irrumpe y a la que no puede enfrentarse en modo alguno" - y el carácter principal de la angustia que es el apronte angustiado, lo que Freud llama Erwartung, la expectativa, la espera.
"Cuando, por razones de resistencia, de defensa u otros mecanismos de anulación del objeto, el objeto desaparece, permanece lo que de él puede quedar, a saber, la Erwartung, la dirección hacia su lugar, lugar en el que entonces falta, en el que ya sólo se trata de un unbestimmte Objekt (
5), o bien, como dice Freud, un objeto con el que estamos en una relación de Löslichkeit (6). Cuando nos encontramos en ese punto, la angustia es el último modo, el modo radical, con el que el sujeto sigue sosteniendo, aunque sea de una manera insostenible, la relación con el deseo" (7) (subrayado mío)

Falta terminar...

Notas

(1) Jacques Lacan, Seminario Libro X, "La angustia", Editorial Paidos, página 16

(2) El trabajo en cuestión vuelve a mencionarse en la sesión siguiente, en el último párrafo de la página 31 de la edición Paidos, cuando Lacan aborda el tema del deseo en Hegel y en Lacan (ver notas y comentarios), y corresponde al artículo "La psychanalyse devant l'opposition de l'histoire et de la structure" de André Green, del que hay traducción castellana (de José Castorina) "El psicoanálisis ante la oposición de la historia y la estructura" en la recopilación de Autores Varios titulada "Estructuralismo y psicoanálisis", Ediciones Nueva Visión, 1970 (disponible aquí en formato PDF)

(3) Jacques Lacan, Seminario Libro X, "La angustia", Editorial Paidos, página 17

(4) Idem

(5) Unbestimmt significa indefinido, indeterminado.

(6) En Paidos (página 406), lo mismo que Seuil (página ), dice Löslichkeit, que significa "solubilidad".
Pero en la versión crítica de Stécriture (disponible aquí), en ese lugar escriben Hilflosigkeit, que significa "desamparo".
El sufijo "los" indica privación y suele acoplarse a verbos de acción como "losgehen" (salir, desconectar), "loslassen" (dejar ir, soltar), "losfahren" (dejar fuera). El sufijo "losigkeit" indica la propiedad cesible de la raíz (poder ser cedido, despegado) (por ejemplo, "not" es "penuria" y "not-losigkeit" es "ausencia de penuria", o "schlaflosigkeit" es insomnio, literalmente ausencia de dormir, "schlaf"; el término "Hilflosigkeit" significa ausencia de amparo, justamente haciendo uso de ese sufijo "losigkeit")
En "Inhibición, síntoma y angustia", en ningún momento Freud utiliza el término "Löslichkeit" (agradezco a Oscar Zentner la consulta al tomo XIV de las "Gesammelte Werke"). Pero hay un par de párrafos, en la parte B (titulada "Complemento sobre la angustia") de la "Addenda" donde Freud utiliza "Objekt" con el sufijo "losigkeit": "Objektlosigkeit", que Echeverri traduce como "indeterminación y ausencia de objeto" y López Ballesteros como "imprecisión y carencia de objeto".
El primer párrafo (página 154 del Tomo XX de las Obras Completas de Amorrortu), dice: "El afecto de angustia exhibe algunos rasgos cuya indagación promete un mayor esclarecimiento. La angustia tiene un inequívoco vínculo con la expectativa; es angustia ante algo. Lleva adherido un carácter de indeterminación y ausencia de objeto; y hasta el uso lingüístico correcto le cambia el nombre cuando ha hallado un objeto, sustituyéndolo por el de miedo {Furcht}" (las negritas son de Freud). La "expectativa" es la "Erwartung" y la "indeterminación y ausencia de objeto" es el "Objektlosigkeit".
El segundo párrafo (páginas 154/5 del Tomo XX de las Obras Completas de Amorrortu) dice: "La angustia es entonces, por una parte, expectativa del trauma, y por la otra, una repetición amenguada de él. Estos dos caracteres que nos han saltado a la vista en la angustia tienen, a su vez, diverso origen. Su vínculo con la expectativa atañe a la situación de peligro; su indeterminación y ausencia de objeto, a la situación traumática del desvalimiento que es anticipada en la situación de peligro" (esta vez las negritas son mías), donde, nuevamente, la "indeterminación y ausencia de objeto" es el "Objektlosigkeit".
La opción propuesta por "Stécriture", "Hilflosigkeit", "desamparo", no parece la más coherente para dar cuenta de la relación de la angustia al objeto, tanto en el texto de Freud como en el de Lacan. Pero la opción de Miller por el sustantivo "Löslichkeit", tampoco parece muy pertinente o coherente para esa problemática. Confrontados a esas únicas opciones casi sería mejor el "desamparo" que la "solubilidad".
Parece más justo terciar con el sufijo "losigkeit", mucho más coherente tanto para con el texto de Freud como para con el de Lacan. Los tres términos "Hilflosigkeit", "Löslichkeit" y "losigkeit" suenan parecido, pero el tercero es el más apropiado para el apronte angustiado freudiano y la problemática de la relación de la angustia con el objeto que le preocupa a Lacan (ver las
notas y comentarios correspondientes a la sesión del 6 de marzo 1963).

(7) Jacques Lacan, Seminario "La transferencia", Editorial Paidos, página 406

Vover al índice de notas y comentarios de la sesión del 14 de noviembre 1962